Terapia de pareja

A veces el amor no es suficiente"

En ocasiones no es suficiente con quererse. Todos iniciamos nuestra relación de pareja ilusionados y con la convicción de que lo que sentimos el uno por el otro nunca cambiará, que seremos capaces cada día de hacer mas fuerte y sólida nuestra unión.

Sin embargo en toda relación hay momentos difíciles que nos ponen a prueba. En ocasiones son hechos importantes y aislados los que provocan el conflicto, otras veces hay un deterioro que vamos alimentando día a día y del que no nos damos cuenta.

Las relaciones de pareja son una parte esencial de nuestras vidas y los problemas en la misma son una de las causas que provoca falta de felicidad y que interfiere en otros muchos ámbitos de nuestra vida. 

El psicólogo en la terapia de pareja ofrece una visión externa y diferente, evaluando y explicando las causas que han llevado a la situación en la que nos encontramos en este momento, nos dará estrategias y técnicas para resolver esos problemas que ahora mismo atravesamos y que pueden llegar a romper la relación.

¿Es mi problema suficientemente importante como para acudir a un Psicólogo?

Normalmente las parejas cuentan con los recursos suficientes para afrontar las dificultades, pero en ocasiones hay problemas que superan nuestros medios para resolverlos, tendemos a subestimar la importancia de estos problemas y atribuirlos a algo normal: “Estamos atravesando un mal momento” y no querer admitir que hay algo que no está funcionando. Cuando los conflictos dejan de ser aislado, debemos enfrentarnos a ellos y buscar la ayuda de un profesional. Cuanto antes tomemos está decisión más fácil será resolver el problema, no debemos esperar a perdernos el respeto o a que nuestros hijos perciban nuestras dificultades.

¿Que podemos esperar de la terapia de pareja?

Uno de los objetivos principales de la terapia de pareja es restablecer la comunicación adecuada entre los miembros de la pareja y conseguir que la relación vuelva de nuevo a ser enriquecedora. Dos factores importantes en el éxito de la terapia de pareja son: que las dos personas implicadas estén motivadas para trabajar en el problema y la importancia que la propia relación tiene para ambos.

Aprenderemos a escuchar al otro, el psicólogo nos ofrece los medios para expresar nuestra insatisfacción con respecto a la relación y no con respecto a nuestra pareja. Tenemos que mejorar nuestra relación sin querer cambiar a nuestro compañero.

En ocasiones la terapia sirve para darnos cuentan que la relación se ha terminado y sirve para preparar el proceso de ruptura definitiva. En todo caso esta decisión siempre será tomada por los miembros de la pareja. Una vez tomada la decisión de separarse, el psicólogo puede ayudar en la consecución de acuerdos y evitando enfrentamientos que pueden surgir en las decisiones  importantes que la pareja tiene que tomar en ese momento.

Si crees que tu relación está atravesando un mal momento o crees que puede mejorar consúltanos y te ayudaremos.

 


volver a tratamientos