Trastornos

> Depresión y trastornos del estado de ánimo

“Cuando la vida te muestre mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para sonreír”

Anónimo

La depresión es uno de los problemas más extendidos en la sociedad actual y en muchas ocasiones un problema silencioso, muchas de las personas que la padecen no son diagnosticadas, no reconocen el problema cuando lo sufren y no buscan ayuda.


Tristeza y depresión

Muchas veces hablamos de depresión cuando nos estamos refiriendo a tristeza y viceversa, es importante diferenciar estos dos conceptos.


La tristeza forma parte de la vida, es una emoción que nos embarga, nos apaga ante distintos acontecimientos, es una emoción intensa pero normalmente pasará rápido. Sentirse triste de vez en cuando es normal.


Pero en ocasiones esta tristeza se queda con nosotros y empieza a invadir  nuestro día a día, tenemos apatía ante todo y ante todos, empezamos a dejar de hacer cosas que antes nos gustaban, nada nos ilusiona, sentimos que no tenemos opciones, aparecen sentimientos de culpa, reducimos cada vez mas nuestras actividades, llegando en ocasiones a no querer levantarnos de la cama. Sentimos que no tenemos fuerzas para enfrentarnos a nuestra vida diaria. Cuando esto ocurre y se mantiene en el tiempo hablamos de depresión.


Si te ves reflejado, no lo dudes consúltanos.

> Ansiedad y Estrés

“Cuando la vida te muestre mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para sonreír”

A. Roche

La ansiedad es una repuesta fisiológica básica del ser humano, se produce ante una situación de peligro y nos permite enfrentarnos a él de una manera más adaptativa, es un mecanismo de protección. Se caracteriza por la aparición de tensión muscular, aumento de la tasa cardiaca, sudoración, y nos prepara para evaluar la situación y bien enfrentarnos a ella o huir.


Cierto estado de ansiedad en nuestras vidas es normal, ante nuevas situaciones, ante eventos relevantes, etc. y estos estados de ansiedad positivos están muy relacionados con la consecución de metas  y la motivación.


El problema está cuando evaluamos como amenazantes o peligrosos acontecimientos o situaciones que realmente no lo son: nuestro trabajo, relaciones con otras personas, al subir en un ascensor, etc.  Son peligros que solamente existen en nuestra imaginación, nos producen estados de ansiedad, y esta ansiedad no nos ayuda a enfrentar la situación sino que nos crea sensaciones desagradables, nos paraliza, bloquea y influye de forma muy negativa en nuestro día a día.


Si te ves reflejado, no lo dudes consúltanos.

> Trastorno Obesivo Compulsivo

“La pasión es una obsesión positiva. La obsesión es una pasión negativa”.

Paul Carvel

Las obsesiones son ideas, pensamientos, imágenes o impulsos que tenemos de forma persistente y que generan altos niveles de ansiedad. Hay diferentes tipos de obsesiones, las mas frecuentes son:  el orden,  la limpieza, dudas repetitivas sobre lo que hemos realizado (miedo a dejar un aparato encendido, a no haber cerrado la puerta...), impulsos agresivos e imaginaciones sexuales.


Cuando una persona tiene estas obsesiones intenta ignorarlas, o bien neutralizarlas con otro pensamiento o acción. La persona que esta obsesionada con contagiarse de  alguna enfermedad, contrarresta esta obsesión lavándose las manos de forma repetida (compulsión).


Las compulsiones son conductas repetitivas o actos mentales que tiene como objetivo reducir o evitar la ansiedad que genera la idea obsesiva o para prevenir que suceda un acontecimiento negativo. Las compulsiones mas frecuentes incluyen lavarse, limpiar, contar, comprobar, preguntar o pedir conformación, ordenar y repetir comportamientos.


Cuando padecemos este trastorno, las obsesiones y la realización de las compulsiones pueden llevar mucho tiempo diario e interferir en nuestra vida cotidiana: en el trabajo, con los amigos, la familia, las actividades sociales. Nos damos cuenta de que tenemos un problema y nos causa mucho sufrimiento. Nos damos cuenta de nuestra conducta extraña y vemos como afecta a las personas que tenemos alrededor.


Si te ves reflejado, no lo dudes consúltanos.

> Trastornos psicosomáticos

“Cuando el cuerpo se queja”


Quien no ha sentido un nudo en el estómago ante un acontecimiento inesperado, o se le ha acelerado el corazón cuando espera una noticia con ansiedad, quien no ha sentido una presión en el pecho en una situación que nos entristece profundamente. El problema empieza cuando estas situaciones se convierten en continuas.


Existe una conexión entre los que pensamos , nuestras emociones y nuestro funcionamiento físico y por tanto lo que pensamos, como nos comportamos y nuestras emociones conllevan cambios en nuestro estado físico.


Las personas que padecen estos trastornos suelen ser personas a las que les cuesta expresar sus sentimientos y afrontar situaciones estresantes. Los trastornos psicosomáticos mas frecuentes se presentan como dolores de cuello, dolores de espalda, dolores de cabeza, problemas de piel , hipertensión, problemas cardiacos y problemas gastrointestinales. Estos problemas se mantienen en el tiempo y no hay una causa física que los justifique.


Dado que los factores que originan estos problemas son de origen psicológico la forma de abordar el problema es a través de la terapia psicológica tilizando técnicas cognitivas, conductuales y psicofisiológicas. Es necesario qu el paciente sea consciente de los factores que intervienen en su enfermedad, sin poner en duda la existencia e intensidad del sufrimiento que padece.


Estamos para ayudarte, consúltanos.

> Conductas adictivas: Tabaco, alcohol y juego

“Destruyen tu memoria, respeto y autoestima”


Llega un momento en que perdemos el control, no podemos parar de consumir y cuando no consumimos nos sentimos mal , tenemos una dependencia tanto física como psicológica por la sustancia que tomamos habitualmente; y continuamos consumiendo a pesar de las graves consecuencias que nos está generando. Sin embargo seguimos con la falsa ilusión de que podemos controlarlo.


Habitualmente la persona que se encuentra en está situación tiene una baja motivación por el tratamiento , no es consciente de su situación y en muchas ocasiones es la familia la que da el primer paso para comenzar un tratamiento.


Evaluaremos la conducta adictiva: primer contacto con la sustancia, inicio de consumo regular, tipos de drogas que se han consumido, intentos fallidos de dejarlo, otros tratamientos recibidos, consumo actual.


El primer objetivo es que el paciente se de cuenta de que tiene un problema y que lo asuma. El objetivo del tratamiento es que el paciente consiga la abstinencia.


Consúltanos

> Trastornos alimentarios

“La cárcel de la imagen corporal”


Los problemas surgen cuando hay alteraciones en los hábitos alimentarios, que provocan enfermedades físicas que pueden llegar a ser muy graves. Nos obsesionamos con el peso, la imagen corporal y la comida que ingerimos, desarrollando hábitos nutricionales peligrosos para nosotros mismos. Cuando estos problemas aparecen y se desarrollan se unen también a la ansiedad y la preocupación excesiva, todos nuestros pensamientos giran en torno a la comida, el peso y la imagen corporal.


La anorexia nerviosa se caracteriza por un miedo intenso a ganar peso y la persona que la padece tiene una percepción alterada de su imagen corporal, sintiéndose por lo general mucho mas obesos de lo que realmente están. Van disminuyendo progresivamente los alimentos que consumen y hacen todo lo que pueden para perder peso. Signos de alerta que debemos tener en cuenta cuando pensamos que alguien a nuestro alrededor puede tener este problema: peso por debajo de lo normal, trocear la comida en pedazos muy pequeños y moverla alrededor del plato, r al baño inmediatamente después de comer (para provocarse el vómito), tener en la dieta habitual muchos alimentos prohibidos, amenorrea, realizar mucho ejercicio físico. Las personas que padecen anorexia suelen ser personas muy autoexigentes y perfeccionistas.


La bulimia nerviosa se caracteriza por atracones de comida que van seguidas de métodos que permiten compensar esta gran ingesta de calorías evitando así supuestamente la ganancia de peso. Estos métodos pueden ser: vómitos, laxantes, enemas, ayuno, etc. Durante el atracón se comen grandes cantidades de comida sin control y es habitual que al final de la comida tengan dolores de estómago. El peso de los bulímicos es normal o por encima de la media. Son personas muy autoexigentes y que le dan un gran valor a la imagen corporal y estar delgadas, es un trastorno que pasa desapercibido porque lo ocultan y cuando piden ayuda suele estar en un estado avanzado.


Trastorno por atracón aparecen episodios de ingesta compulsiva de forma frecuente, presenta parecidos con la bulimia pero no aparecen conductas para evitar la ganancia de peso. Son personas q suelen padecer sobrepeso y obesidad, asociada a problemas de salud. Suelen también presentar síntomas depresivos.


Consúltanos

> Trastornos del sueño

“Soñar es ver la vida de otro modo”


El sueño es un estado fisiológico de autorregulación y reposo del organismos. Se caracteriza por una baja actividad fisiológica y una respuesta inferior ante estímulos externos. Es una función muy importante para nuestro organismo e imprescindible para la propia vida. Si no dormimos no podemos vivir.


Los problemas de sueño afectan al ciclo vigilia-sueño y las personas que los padecen presentan dificultades para conciliar el sueño, se despiertan con frecuencia durante la noche, tienen la sensación de que el sueño no ha sido reparador.


Habitualmente el insomnio tiene su origen en un componente psicológico, tenemos un aumento en el nivel de alerta fisiológico y psicológico. Nos ocurre ante situaciones de estrés laboral, cambios vitales, problemas familiares, después de una situación traumática.


Si el problema continua en el tiempo puede provocar alteraciones del estado de ánimo, de la motivación, energía, memoria, concentración, irritabilidad y todo esto afecta a su vida personal como profesional.


Si tienes estos síntomas y se están manteniendo en el tiempo, consúltanos.

> Duelo

“Todo lo que amamos profundamente no lo podemos perder nunca, forma parte de nosotros”.

 

Nunca estamos preparados para perder un ser querido, cuando esto ocurre sentimos una gran tristeza e impotencia por no poder hacer nada. Esta pérdida la percibimos como irremplazable.

 

Los emociones que sentimos en esos momentos son muchas: incredulidad, ira, tristeza, angustia, desesperación, rabia,... en ocasiones sentimos que no seremos capaces de seguir adelante.

 

Cada persona necesita un tiempo para superar el duelo, no hay una regla válida para todos, poco a poco tenemos que retomar nuestra actividad y volver a lar rutinas.

 

Cuando la tristeza te invade y no eres capaz de seguir adelante aunque el tiempo pasé, es el momento de buscar ayuda en un profesional.

 

Si te sientes así, no lo dudes, consúltanos.

> Tratamiento psicológico de enfermedades crónicas

“Aprender a caminar de nuevo“


Cuando nos diagnostican una enfermedad crónica, nos surgen miedos, incertidumbre e incredulidad. Este diagnóstico nos produce un sufrimiento en mayor o menor grado. Estos miedos y la forma de afrontar los mismos van a influir en la forma de vida del paciente y en el curso de la enfermedad.


Tendremos que aprender a vivir con la enfermedad, a aceptarla y adaptar nuestra vida a nuevos parámetros, pero esto no nos debe limitar ni impedir seguir disfrutando de nuestro día a día.


Consideramos enfermedades crónicas enfermedades como la hipertensión, el dolor crónico, la artritis, el asma, la diabetes, el cáncer, los trastornos cardiovasculares, el colón irritable, entre otras.


Es importante conocer la relación entre comportamiento, salud y enfermedad. Una actitud positiva y realista nos protege y nos da una mejor calidad de vida . Si tomamos una posición activa ante los problemas, buscaremos soluciones y nos adaptaremos mejor a los cambios que han surgido en nuestra vida. Aprenderemos a expresar nuestras emociones.


La intervención Psicológica te ayuda en el proceso de diagnóstico, aceptación de la enfermedad y tratamiento.


No dudes en consultarnos.

> Adicciones Sociales y nuevas tecnologías

¿Puede mi pasión convertirse en adicción?


Aquello que nos encanta hacer se convierte en adictivo cuando perdemos el control, y el simple hecho de no poder realizarlo nos produce dependencia. Tenemos un deseo irrefrenable de realizar aquello que nos gusta, una vez que hemos empezado tenemos grandes dificultades para parar, nos sentimos mal y nos enfadamos si no podemos hacerlo, y continuamos haciéndolo aunque sepamos que está teniendo consecuencias para nosotros, nuestra familia, trabajo, economía...


Las adicciones sociales más habituales son: adicción a las compras, internet, juego, comida, sexo, teléfono y ejercicio físico.


Si estás en está situación nosotros podemos ayudarte a controlarlo de nuevo.


Consúltanos