terapia de pareja

DESDE DOCTORALIA

Victoria Martin Jimenez - Doctoralia.es

DESDE MUNDOPSICÓLOGOS

Terapia de pareja para afrontar una separación

Si un matrimonio se hubiese roto hace treinta años puede que todo el vecindario se hubiese escandalizado, sin embargo es probable que, si ocurre a día de hoy, llegue incluso a pasar desapercibido. Estudios recientes revelan que muchas de las parejas que decidieron permanecer juntas debido a la crisis y a la incapacidad de hacer frente a los gastos que supondrían una casa nueva, otro coche y otra cesta de la compra; están comenzando a decirse adiós de manera definitiva gracias a la recuperación económica que, poco a poco, vamos experimentando.

Una separación suele resultar siempre un proceso muy difícil; sin embargo, por muy poco poético que parezca, de amor uno no se muere. Lo que sí es cierto es que en muchas de estas ocasiones es necesaria la ayuda de un especialista, ya que hay problemas que superan nuestra capacidad resolutiva. La terapia de pareja se vuelve de gran utilidad en estos casos gracias a la visión externa y nueva que ofrece el psicólogo de la situación en la que se encuentra la relación.

Durante las terapias de pareja el psicólogo nos dará las estrategias y las técnicas necesarias para tratar de resolver la situación, si es que aún se está a tiempo, o para afrontar la separación. Uno de sus objetivos principales será restablecer la comunicación entre los miembros de la pareja. La finalidad de la terapia no es que la pareja se arregle ya que, en ocasiones, la mejor decisión puede ser acabar con esta. En este caso la terapia nos serviría para preparar el proceso de ruptura y sobrellevarlo de la mejor manera posible.

Si te encuentras sumido/a en un proceso de separación en este momento debes saber que las palabras claves en esta situación son tiempo, paciencia y optimismo. Tranquilo/a, aunque a veces cuesta creerlo, todo pasa. No actúes por impulsos, piensa antes de hacer y de decir algo para no tener que arrepentirte de tus acciones más adelante. Afronta el dolor y trata de asumirlo con la mayor serenidad posible. Busca distracciones que desatasquen tu mente, dedica tiempo a lo que más te gusta y aprovéchalo para descubrir nuevos hobbies.

No guardes rencor a tu ex, no merece la pena, y recuerda que alguna vez te hizo muy feliz. Si es necesario perdonar algo, hazlo cuando llegue el momento, sentirás un gran alivio.

Por último me gustaría hacer especial hincapié, en los casos en que haya hijos de por medio, en la importancia de no hacerles sentir culpables de la separación y de no utilizarlos nunca como medio de comunicación.

Si tu relación está pasando por un mal momento o no sabes cómo afrontan un proceso de separación no dudes en pedirnos ayuda, te atenderemos encantados.