primera sesión terapia

DESDE DOCTORALIA

Victoria Martin Jimenez - Doctoralia.es

DESDE MUNDOPSICÓLOGOS

Enfrentarnos a la primera sesión de terapia

Tomar la decisión de acudir a la consulta de un psicólogo no es una decisión fácil. Se nos presentan algunas dificultades que tenemos que solventar:

  • Nos aterra la idea de sentarnos ante un total desconocido y contarle todos nuestros, miedos, sufrimientos, angustias y secretos. Solo de pensarlo aparece una sensación de nerviosismo en nuestro cuerpo
  • Una de las primeras preguntas que nos hacemos es ¿qué pensará de mí? y tendemos a suponer que nos va a ver con los mismos ojos que nos vemos nosotros.
  • La dificultad más importante es reconocer que necesito ayuda y que tengo que pedirla. No sabemos cómo solucionar lo que nos está pasando y tampoco tenemos claro si el psicólogo va a ser capaz de hacerlo.

Debes tener en cuenta que cuando entras en la consulta de un psicólogo estas en un entorno seguro, cuando te sientas frente al psicólogo muchas de las preguntas e inseguridades que tenías desaparecen o pasan a un segundo plano. Desde un principio el psicólogo te explicara todos los detalles que te irán haciendo sentir más seguro. Te escuchará poniéndose en tu lugar, en ningún caso te va a juzgar, ni va a emitir ningún tipo de valoración sobre lo que le cuentas. Nuestra misión no es esa, ten la seguridad de que estamos ahí para ayudarte, por eso puedes sentirte con la libertad total de contar lo que sea. Cuando consigues hacerlo sientes una sensación realmente liberadora.

Es muy importante que seas honesto y sincero. Si tratas de aparentar lo que no eres, o lo que no sientes en ese momento, puedes complicar la evaluación y el diagnóstico de tu problema, y por tanto hacer que el terapeuta no elija el tratamiento más adecuado.

En la primera sesión nos formamos una primera impresión del terapeuta, nos fijamos en todo: el entorno, como transcurre esa primera charla, me siento o no cómodo, que tipo de relación establece conmigo, es profesional y amable o es una persona distante y fría. Fundamental establecer una buena relación con tu terapeuta para lograr buenos resultados a lo largo de la terapia.

Estar nervioso en esta situación es totalmente normal, si te es difícil trasmitir las ideas que quieres y no consigues encontrar las palabras adecuadas, compártelo con el terapeuta, él te ayudará e intentará de trasmitirte seguridad. Seguro que eres capaz de hacerle llegar todo lo más importante.

Ya has dado el primer paso para cambiar aquello que te hace sentir mal y tomar las riendas de tu vida. Enhorabuena¡¡¡¡¡ En Psicología Victoria Martin podemos ayudarte.