cómo dejar de quejarse

DESDE DOCTORALIA

Victoria Martin Jimenez - Doctoralia.es

DESDE MUNDOPSICÓLOGOS

Cómo dejar de quejarnos: Sí, es posible

Como vimos en un anterior post: Quejarse: un mal hábito, la personas que se quejan no son conscientes de ello y la queja se convierte en un hábito, esta queja constante tiene consecuencias negativas para el que se queja, pero también para las personas que tiene alrededor, ¿podemos hacer algo para cambiar esto?

Cambia la forma de pensar. Busca el lado positivo.

Ya sé que esto es difícil, mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero nada es imposible si realmente te lo propones. Debemos tener una actitud positiva ante la vida, aceptar que la vida es complicada y que ni las personas que nos rodean ni las cosas que nos suceden cada día son perfectas. Fijemos nuestra atención en el lado positivo sobre el negativo de cada cosa, es simplemente un cambio de enfoque.

Identifica la queja: se consciente de ella

Si te quejas… por qué y para qué lo haces. Quejarse es un ejercicio inútil, no se consigue nada con la queja, tienes que moverte: pregúntate que puedes hacer tú, aquí y ahora para hacer frente a la situación actual por la que te estás quejando. Busca el pensamiento negativo que te está haciendo sentir mal y cámbialo por otro más positivo.

Aceptación

Hay personas y situaciones sobre las que no tenemos ninguna capacidad de control ni poder, tenemos que aprender a no tener unas expectativas que no puedan ser satisfechas, quizás tengamos que bajarlas o aceptar la situación tal y como suceda. Cuando aprendemos a aceptar aquellas cosas que no podemos cambiar se produce en nosotros un bienestar interior y mejora nuestro estado de ánimo.

Sé menos crítico

Todas las personas cometen errores, incluido tú, ser muy crítico lleva inevitablemente a la queja, no te conviertas en juez, a veces es mejor adaptarse a la situación. Esto te incluye a ti, deja de ser tan exigente contigo mismo, busca las cosas que haces bien y haz una lista con ellas. Sé capaz de darte la enhorabuena a ti y a los demás por las cosas bien hechas en vez de buscar cómo podía haber sido aún mejor.

Si sigues estos consejos empezarás a quejarte menos y como consecuencia tendrás un mejor estado de ánimo, estarás más activo y te será más fácil resolver las dificultades que te vayan surgiendo cada día. Las personas que te rodean lo notarán y podrán disfrutar más de tu compañía. Te darás cuenta de aquellas situaciones que puedes cambiar y buscarás soluciones en lugar de quejarte. Dejarás de culpar a los demás y te harás responsable de tus decisiones. En definitiva, te sentirás mejor y también todas las personas que te quieren.

La vida ésta llena de obstáculos y no debes permitir que te impidan avanzar. Habrá personas y situaciones que te disgusten y te molesten, pero tienes que ser positivo. El problema no durará siempre.

Si no te ves con fuerzas para superar esto tú solo, consulta con un profesional, yo estaré encantada de ayudarte si así lo decides.

Victoria Martin

www.psicologíavictoriamartin.es